II Festival contra el Racismo y por la Diversidad | MAD África II Festival contra el Racismo y por la Diversidad | MAD África

noticias

21/marzo/2019

II Festival contra el Racismo y por la Diversidad

Este sábado tendrá lugar el II Festival contra el Racismo y por la Diversidad y volverán a concentrarse incontables compases musicales representativos de las distintas culturas que pueblan nuestra tierra.

Esta iniciativa ha sido impulsada por diferentes plataformas que luchan contra el racismo en todas sus formas como La Unidad contra el Fascismo y el Racismo, Movimiento Contra la Intolerancia, la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas (FAKALI) o la Plataforma Somos Migrantes, que continúan desmontando estereotipos y prejuicios sobre la población migrante, gitana o musulmana.

Además, convencidos de emplear la música como instrumento de transformación social y personal, se suma a esta iniciativa el tejido asociativo vecinal, que lucha activamente contra el odio a la diversidad. Así, este festival contará con la participación de la Plataforma Cívica Tres Barrios-Amate, la Asamblea Antifascista Cerro-Amate y la Asociación de Vecinos del Parque Amate, al amparo del Ayuntamiento de Sevilla y el Distrito Cerro-Amate.

El Festival tendrá lugar en la Plaza de la Candelaria de Tres Barrios y contará con representaciones de música africana, tropical andina y Hip Hop, además de diversas representaciones del alumnado de la zona y dinámicas contra la intolerancia para mayores y jóvenes. Como no podía faltar en este Festival, se contará con un mercadillo solidario y stands informativos para que ese día esté lleno de diversidad, tolerancia, respeto y lucha contra el racismo, convirténdose en un día inolvidable.

Las organizaciones coordinadoras han elaborado el siguiente manifiesto, al que nos sumamos completamente, desde MAD África.

Por una sociedad diversa e intercultural. ¡No al racismo!

Partidos de extrema derecha y otras opciones políticas, que se alimentan del racismo, el antisemitismo, el machismo, el antigitanismo, la LGBTfobia, la islamofobia, en definitiva, basados en el odio, están creciendo en Francia, Alemania, Polonia, Hungría, Holanda, Dinamarca, Grecia, Italia…. A la vez, hay grupos ultras, violentos, agrediendo en la calle a personas migrantes y refugiadas, de minorías étnicas y sociales, LGBT, sin techo, de izquierdas, y a otras muchas personas consideradas sin valor. Estos partidos, grupos y personas extienden noticias falsas (fake news), rumores racistas y otras manifestaciones de discurso de odio, contaminando las redes sociales e Internet, en definitiva contaminando a la sociedad, creando un clima de intolerancia que favorece los Delitos de odio. Y es que no podemos olvidar que la relación entre el discurso de intolerancia y los delitos de odio es una evidencia constatada.

En nuestro país, la indignación de la gente trabajadora tras la llegada de la crisis giró fundamentalmente hacia un progreso democrático gracias a una respuesta social permanente, ejemplo de ello el Movimiento 15M. Sin embargo, en Andalucía, también existe la amenaza neofascista. En Sevilla, posiciones de intolerancia profunda consiguieron parar dos veces la construcción de una mezquita y han intentado movilizar a vecinos y vecinas contra comerciantes de origen chino e indigentes en la Macarena, asi como contra la comunidad gitana rumana en Camas. En los últimos años, se han producido brotes racistas violentos contra personas gitanas e inmigrantes en pueblos sevillanos como Estepa y Casariche. En Granada, cada 2 de enero la nefasta celebración de la expulsión y el genocidio de la población no cristiana por los Reyes Católicos es un polo de atracción para la extrema derecha.

Recientemente, la organización de extrema derecha Vox ha entrado en el Parlamento Andaluz levantando la bandera del machismo, la xenofobia y el racismo. La intolerancia política y social pretende estigmatizar a través de falsos argumentos y discursos prejuiciosos, y busca chivos expiatorios a los que culpar de los problemas de la gente corriente. Por ejemplo, cuando dicen los “inmigrantes te quitan el trabajo” NO ES CIERTO. Es un empresario el que te despide para explotar aún más a una persona inmigrante con quien puedes unirte para luchar por el empleo y contra la explotación.

Las organizaciones impulsoras de esta iniciativa contra el racismo llaman a la ciudadanía a no caer en el error de culpar a personas gitanas, musulmanas, migrantes y/o minorías étnicas y sociales del desempleo y la precariedad. Estas personas son, en su gran mayoría, trabajadoras que sufren también estos problemas y, además, pueden ser victima de la intolerancia en cualquiera de sus formas y expresiones: exclusión social, discriminación laboral, agresiones racistas,…… La inmigración genera beneficios a nuestras comunidades, por ejemplo, pagando impuestos y apoyando en la financiación del sistema público de pensiones.

El Holocausto impulsado por Hitler y las cuatro décadas de dictadura franquista demostraron lo que supone la extensión del racismo y la llegada al poder del fascismo. No podemos permitir que vuelva a ocurrir. La ultraderecha abre las puertas al fascismo y la violencia, como hemos visto recientemente en el atentado ultraderechista e islamófobo en una mezquita de Nueva Zelanda.

No basta con ignorar a los racistas, esperando que desaparezcan solos, ni la solución son acciones minoritarias radicales. Hace falta una respuesta amplia y unitaria que explique a la gente que el discurso de odio racista se sostiene desde la falsedad y que una sociedad intercultural nos enriquece a todos/as.
El II Festival contra el racismo y por la Diversidad, nace para agrupar a todas las personas, organizaciones e instituciones que quieren una convivencia democrática intercultural, basada en la aceptación, el respeto y el aprecio de la diversidad, en la que todos y todas cabemos. La música de distintas culturas y diferentes partes del mundo nos une en la celebración de nuestra diversidad.

Por una sociedad diversa e intercultural,
en defensa de la Tolerancia y los Derechos Humanos:

¡No al Racismo y a la Xenofobia!