Las mujeres de Nder y el Café Afrofeminista | MAD África Las mujeres de Nder y el Café Afrofeminista | MAD África

noticias

7/junio/2020

Las mujeres de Nder y el Café Afrofeminista

Este es el testimonio* de Blessing Ulef, Bless, una de las participantes del Proyecto Nder «Alzando la voz desde los feminismos africanos».


* Texto originalmente publicado en la sección La Corrala de la Revista La Poderío.

 

Soy Bless, nací en Nigeria ( Benin City) hace 33 primaveras y llevo 18 años viviendo y sobreviviendo en Sevilla entre las cadenas de racismo y machismo, a la vez que reconozco orgullosamente la cultura andaluza que a lo largo de estos años han formado parte de mí y me ha conferido una identidad que me da la fuerza para seguir el firme propósito de allanar el camino para las nuevas generaciones.

Punto de partida: Proyecto NDER: MAD África

Todo comenzó para mi con esa llamada y esos mensajes de whatsapp que intercambié con una conocida senegalesa que hizo de «puente» entre Yo (nosotras) y Mad África desde el día 6 de julio de 2018, que fue mi primera entrevista para ver y enterarme bien de qué iba el proyecto  hasta el día 24 de julio 2018. Finalmente, llegó el 19 de septiembre de 2018 sobre las 16h.30 en el centro cívico hogar San Fernando, Sevilla. El comienzo de un viaje sin retorno.

Puedo decir con plena conciencia que el día 19 de septiembre de 2018  fue la primera vez, desde que salí de mi país natal hace más de 15 años, que me rodee de mujeres afronegras de distintos países negroafricanos. Esta formación en afrofeminismo práctico fue el puente que terminó de conseguir, unir y armonizar mi lado Afro (nigeriano) con mi lado europeo (español, andaluz).

Otro detalle de calidad fue que hubo gran presencia de mujeres afro entre las ponentes y se evitó en la medida de lo posible el whitesplaining

Cuerpos

El proyecto Nder giró sobre todo alrededor de la fuerza y organización de las mujeres afroafricanas en Andalucía y Sevilla. Las reivindicaciones sobre la africanidad andaluza es una lucha del Café Afrofeminista Sevilla.

Como almas de la formación éramos un total de 15 mujeres Afro de países africanos de Senegal, Guinea Conakry, Nigeria, Togo, Kenia. Todas bajo el paraguas de Sevilla y cada una con su historia de vida, cultura, idioma, dialecto, religión y el concepto de mujer, negra, inmigrante y, la gran mayoría de mis compañeras, madres que estaban criando sus hijas e hijos, pero que a la misma vez ellas también crecían en el autoconimiento de la crianza, ya que no tenían el apoyo directo de una figura materna cerca y eso es de admirar.

Los miernes, los miércoles son los nuevos viernes

Cada miércoles en clase, mientras las mujeres estábamos reunidas, las hijas e hijos de mis compañeras se socializaban en la ludoteca, en la planta abajo a cargo de unas voluntarias magníficas. Ese espacio de socialización infantil fue el tercer alma de este proyecto, sin el cual no se hubiera desarrollado en condiciones óptimas. Había madres que algún que otro miércoles estaban cansadas para asistir a la formación, pero sus peques estaban allí en casa para recordarles con la mochila en mano que era «¡viernes, mamma!», por lo que la asistencia y la participación en total fue muy alta.

«Con el paso de las semanas, nos fuimos dando cuenta que era más fuerte lo que nos unía y nos oprimía como negras, africanas, inmigrantes, mujeres y madres, que lo que nos diferenciaba y eso fue el nacimiento de las Mujeres Nder». 

Como antes mencioné, somos de distintos países y culturas, y esas diferencias al comienzo del proyecto eran muy palpables y se notaba las fricciones. Con el paso de las semanas, nos fuimos dando cuenta que era más fuerte lo que nos unía y nos oprimía como negras, africanas, inmigrantes, mujeres y madres, que lo que nos diferenciaba y eso fue el nacimiento de las Mujeres Nder.

Las mujeres Nder durante todo este tiempo se ha convertido en un grupo social informal de apoyo e información sobre diversos temas relacionados sobre todo como mujeres.

¡Café resistente!

Gracias al proyecto Nder también nació el Café Afrofeminista Sevilla, formado por mujeres afro de Colombia, Guinea Ecuatorial, Nigeria, Senegal, Angola, Cabo Verde, Mauritania, Cuba y Brasil todas bajo el paraguas de Sevilla, donde la totalidad llevamos más de media vida viviendo, sobreviviendo y contribuyendo como ciudadanas que somos, reivindicando así nuestra andalucidad. Un grupo informal, diverso pero de iguales, donde todas nos sentimos autónomas para expresar nuestras sentires, saberes y vivencias y que nuestro lema es el feminismo será antirracista o no será.