El voluntariado del Proyecto Baramu conciencia sobre cuestiones antirracistas a grupos de Scouts Católicos de Andalucía - MAD África El voluntariado del Proyecto Baramu conciencia sobre cuestiones antirracistas a grupos de Scouts Católicos de Andalucía - MAD África

noticias

30/marzo/2021

El voluntariado del Proyecto Baramu conciencia sobre cuestiones antirracistas a grupos de Scouts Católicos de Andalucía

Durante el taller formativo se acercó el proyecto Baramu a las personas asistentes y se analizaron fenómenos como la xenofobia o el racismo, ambos derivados de la discriminación étnico-racial. _________________________________________________________________

El pasado viernes 26 de marzo el grupo de voluntariado del proyecto Baramu, de MAD África, ofreció un taller online sobre cuestiones antirracistas a las personas integrantes de la organización Scouts Católicos de Andalucía. Rosa Toscano, estudiante de nutrición, Julia de Gabriel, estudiante de bellas artes, Jhoanne García, estudiante de Relaciones Internacionales, y el periodista Juan Torregrosa, fueron lxs encargadxs de implementar esta formación.

Toscano inauguró la sesión acercando el proyecto Baramu a lxs asistentes. Con el objetivo de fortalecer el compromiso social entre el alumnado universitario de Sevilla, el proyecto capacita a jóvenes en el respeto por la justicia social, las migraciones, el poder popular y los feminismos, dotándoles de una visión glocal. El grupo conoció los principales hitos alcanzados por este proyecto iniciado en el año 2018.

Actos seguido, la compañera Johanne García, dio comienzo a la parte teórica del encuentro en la que se definieron los términos xenofobia y racismo. Empleando un relato cercano, basado en experiencias personales, García se centró en analizar ambos fenómenos desde la base, apuntando a los mitos y falsas creencias como las piedras angulares en las que se sustentan estas formas de discriminación.

Durante el taller se dotó a las personas participantes de una serie de respuestas para enfrentar estereotipos que se esperan, sean replicados en su cotidianidad. Una de las partes que más interés suscitó fue la reflexión en torno al uso de los términos afrodescendiente, negro y persona de color.

Finalizado el acercamiento teórico, Julia de Gabriel se encargó de dinamizar el encuentro a través de la puesta en marcha de una dinámica. Basada en el clásico juego quién es quién, se compartió de manera privada la fotografía de un personaje con cada uno de los asistentes. Sin más información que su apariencia física, el grupo respondió a una batería de preguntas referidas a la vida de las personas presentes en las fotografías.

Acabadas las cuestiones, se presentó una diapositiva en la que aparecían todas las personas de la dinámica. Llegado a este punto, cada individuo leyó su descripción e inmediatamente después el resto del grupo tuvo que intentar averiguar con que fotografía encajaba.

La actividad concluyó con el visionado de tres videos que evidenciaron la discriminación que ciertos colectivos siguen enfrentando actualmente. A través de una reflexión grupal, pudieron expresar sus impresiones y ocurrencias en base a los temas abordados.

A modo de conclusión final, el conjunto de las personas presentes en el taller, consensuaron que, pese a que existen innegables diferencias físicas en el conjunto de la población humana, la ciudanía global comparte el hecho de pertenecer a la misma especie. Bajo la frase “espero que las personas finalmente se den cuente de que solo hay una raza y que todos somos miembros de ella” de Margaret Atwood, este taller llegó a su fin. Conscientes del largo camino que queda por hacer, todo el mundo sintió cómo la pequeña semilla de la tolerancia quedó sembrada en el seno de sus corazones.

Por Juan Torregrosa, miembro del equipo de voluntariado Baramu